Guanajuato

Escritora advierte del uso desmedido de nudes en redes sociales

Guanajuato, Guanajuato. El uso de nudes en redes sociales conlleva su peligro, advirtió la escritora Cristina Fortuny durante el 2do Congreso de Prevención de Adicciones.

Si bien la tecnología ha rebasado muchos aspectos en la crianza de las niñas, niños y adolescentes, es muy común que los adultos se cuestionen el motivo por el que este tipo de imágenes o vídeos se sigue distribuyendo pese a que las y los menores conocen los riesgos de mandar dicho material a otras personas.

Actualmente el acceso a celulares, el tomarse selfies o en su caso nudes, está al alcance de la mano de cualquier persona, lo que genera una mayor exposición de las niñas, niños y adolescentes, explicó Cristina Fortuni.

Cristina Fortuny agregó que el sexting o envío de material de desnudos es algo muy normalizado, alcanzando cifras impactantes como:

· 1 de cada 7 adolescentes han enviado algún tipo de nude.

· 1 de cada 3 adolescentes han recibido este tipo de material.

· Y 1 de cada 10 adolescentes han reenviado los vídeos o fotografías de desnudos que les suelen llegar, sin la autorización de la persona que aparece en el material.

El impacto de la distribución de estos instrumentos genera, mayormente en las mujeres, un sentimiento de vulnerabilidad a comparación de los hombres.

La distribución del sexting se divide en: Las nudes que se envían con consentimiento: En el cual la persona que recibe y la persona que envían están de acuerdo en distribuirse dicho material.

Nudes sin consentimiento: Las fotografías o vídeos se mandan bajo presión social, hostigamiento o amenaza.

Nudes compartidas: El material que se distribuye sin la autorización de la persona propietaria del mismo.

Agregó que es más común este tipo de fotografías cuando existe un interés por la persona a quien se le enviará el material, ya sea que haya una amistad, un interés romántico o bien una relación sentimental.

Fortuny informó que esto se debe a que además de coexistir una situación como la distribución del sexting hablado anteriormente, influye el hecho de que la presión en las redes sociales, la mercadotecnia, la influencia familiar y los contextos de crianza hacen más vulnerables a las y los jóvenes, los cuales sienten la necesidad de encajar en los estándares físicos.

Por ejemplo, es muy notorio que aquellas imágenes o videos que se muestran en redes sociales, donde la persona que aparece trae poca ropa y muestra más cuerpo, suelen recibir más aprobación, más cantidad de reacciones como “likes”, haciéndose populares y encajando en una situación irreal.

Entonces, ¿qué podemos hacer los adultos para evitar el envió de nudes?

Si bien, la situación no va a desaparecer de la noche a la mañana, se puede generar una mayor conciencia entre padres e hijos con algunas de las siguientes recomendaciones:

– Aprender a entender el sexting, saber diferenciar el material que se manda con consentimiento y aquel que es sin el consentimiento, cayendo en la amenaza y distribución.

– Establecer conversaciones abiertas con las y los adolescentes respecto al manejo de la tecnología y una manera responsable del acceso a la misma.

– Entender las consecuencias de enviar y no enviar nudes, saber los riesgos que conlleva cada decisión.

– Que las niñas y jovencitas expresen abiertamente la parte de perder-perder, la cual consiste en el sentimiento negativo que en su mayoría las mujeres sienten al mandar o no mandar el nude, provocando emociones negativas y que se presentan en cualquiera de ambas decisiones, esto por la presión que existe de la persona que pide el material de desnudo.

– Enseñas a los varones a no solicitar nudes a sus amigas, compañeras o parejas sentimentales.

– Apoyar a las víctimas que están teniendo, en su caso, la difusión de los nudes sin su consentimiento, evitando castigar de doble manera, de ser preciso se debe brindar apoyo y buscar una solución acorde al problema.

– Establecer estrategias entre las y los adolescentes para saber enfrentar el sexting.

– En conjunto con las autoridades brindar leyes que protejan a las víctimas, además de capacitaciones al personal que atiende a las personas afectadas, para que al momento de generar la denuncia y solicitar apoyo, el encargado al frente de la denuncia no haga complejo el proceso y se evite re victimizar a las personas afectadas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba